top of page
  • Foto del escritorAimeé

Cómo vestirse en capas para deportes al aire libre

Actualizado: 1 dic 2022

El secreto para mantenerse caliente en la montaña no es ponerse una chamarrota, tipo Michelin, es acobijarse cuidadosamente en capa, tras capa, tras capa, tras capa...


 



Puede que hayas escuchado del “sistema de tres capas” para ropa deportiva. Es universal. Es necesario y te puede salvar la vida. En nuestra experiencia, es más un sistema de cuatro capas, en especial si no quieres tener un clóset lleno de piezas individuales para actividades específicas.



La primera capa: la toca directamente a tu piel


Primero va tu ropa interior y después tu ropa interior térmica. ¿Recuerdas los mamelucos para bebés? Es más o menos así. Consiste en un par de mallones y una playera de manga larga, suave, cálida y súper acogedora. Si no es acogedora no cuenta.


Algo que me gusta de la ropa interior térmica es que también puede usarse como pijamas, en especial si está hecha de materiales que no absorben los potentes olores corporales que emanan de nuestros cuerpos cuando nos ejercitamos.


Los materiales más populares son sintéticos transpirables, particularmente poliéster. La lana de Merino es una buena opción porque aun cuando está mojada te puede mantener caliente. Compramos la nuestra en L.L. Bean y el material es lana de Merino. Nos encanta pero pica un poquitito, más o menos un 1 en una escala de 1 al 10. La hemos lavado varias veces y no empeoró, entonces está bien. Un par de amigos compraron de la marca Icebreaker y parece ser de mejor calidad.



La segunda capa: la que es tu atuendo


Si fueras a una cafetería rústica o a una taberna en medio de la nada (ojalá...), probablemente te quitarías todo menos tus pantalones, tun playera y tal vez una delgada playera de manga larga. Esa es tu segunda capa.


Está compuesta de tus pantalones de senderismo, tu playera de poliéster o Merino (nunca de algodón) y una playera de manga larga delgada que no es muy caliente pero es una capa extra que cubre tus brazos.



La tercera capa: la cual cuyo trabajo es ser tu calentador personal


Aquí es donde las cosas se ponen serias. Encontrar la perfecta tercera capa es un trabajo de amor. Necesitas buscar el material adecuado, el ajuste correcto y el grosor indicado... ¡Puede que sea más fácil encontrar a tu alma gemela! A pesar de esto, es esencial.


Las chamarras o los suéteres que entran en esta categoría están hechas de materiales como polar (fleece) o sintéticos calientes. Dependiendo de a dónde vayas, esta podría ser tu última capa. Si vas a estar expuesto a viento o lluvia, necesitarás una capa adicional.



La cuarta capa: aquella que valientemente de protege de los elementos


Esta capa es la que se pone entre tú y el cruel mundo. Si no estás en condiciones frías, puede ser un ligero rompevientos. Si está diluviando, puede ser una chamarra impermeable caliente. Si estás bajo condiciones frías y húmedas, necesitarás una chamarra para esquiar. A esta última capa se le conoce como “shell” (caparazón).


A veces las tercera y cuarta capas se pueden combinar en una. Ese matrimonio puede ser una bendición o maldición, como cualquier matrimonio... ¿A qué me refiero con esto? Está bien tener un poco de frío porque si estás caminando o escalando te puede dar calor. Sin embargo, puede que necesites una capa ligera que te proteja de la nieve, el viento o la lluvia. Si tu impermeable es demasiado caliente, ya valiste. No te lo podrás quitar pero sudarás, te cansarás más rápido, te sentirás más incómodo de lo necesario y perderás tus preciados electrolitos. Y tu ropa interior térmica probablemente terminará apestando. Por eso solemos cargar un impermeable ligero y un par de pantalones ligeros e impermeables que van encima de tus otros pantalones.


Por qué nunca debes comprar algodón


Puede que hayas notado que nunca mencioné algodón como material para estas capas. Aparte de tal vez usarlo para tu ropa interior, nunca se recomienda usar algodón por dos razones simples: se moja muy rápido y se tarda la horas en secarse. Esta es una receta para estar incómodo, en el mejor de los casos, y una para terminar con hipotermia en el peor de los casos.


¿Ya tienes todas tus capas? Si necesitas ideas en dónde ir de comprar, checa mis recomendaciones de tiendas para deportes al aire libre en los países que hemos visitado.

Comments


bottom of page